Métodos de depilación definitiva


Para casi todas las mujeres, la depilación es un engorro y una tortura, sea cual sea el método que utilices para ello. Normalmente para quitarnos el vello utilizamos cera, cuchillas, crema, alguna maquinilla y hasta pinzas de depilar. Sin embargo, con eso tan solo conseguimos un par de semanitas libres de vellos, así que en breve hay que volver a depilarse y así una y otra vez durante casi toda nuestra vida. Afortunadamente, hace ya algunos años comenzaron a aparecer diferentes métodos de depilación definitiva, lo que te permite que, tras una serie de sesiones, consigas librarte del vello para siempre.

Antes se usaba la electrólisis pero ha quedado obsoleta ya que había que sacar el vello poro por poro, algo que llevaba muchísimo tiempo y que con los avances que fueron apareciendo todo el mundo dejó de usarla. Otro sistema es la fotodepilación, que es por medio de luz y se le llama luz pulsada. Lo que hace es quemar la matriz del vello y es por eso que no vuelve a crecer. Es muy similar a la depilación láser. Para quitarnos el vello de forma total, el proceso dura entre 4 y 6 meses ya que se realiza de forma gradual y en varias sesiones que también dependerán de varios factores, como la zona del cuerpo en la que desees que te apliquen el tratamiento, color y textura de la piel.

Pueden aplicarte algún tipo de anestésico para que no tengas tanta sensibilidad y los efectos secundarios que puedes sufrir debido a las quemaduras ocasionadas por el láser son enrojecimiento de la piel e inflamación, que generalmente una vez acabada la sesión va remitiendo paulatinamente hasta desaparecer. El tratamiento de depilación definitiva en ambas piernas te suele costar, ya completo, unos 1.000€, aunque depende mucho del centro de estética en el que te lo hagas, ya que actualmente hay muchas ofertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *