Mascarilla de frutas para tener un rostro joven


En Maquilladas os hemos dado las recetas para muchas mascarillas caseras, para así poder cuidar vuestra piel con los recursos que podéis tener en casa. Las frutas tienen muchísimos beneficios no solo para la salud sino también para la piel, así que hoy me gustaría recomendaros una mascarilla de frutas que os ayudará a mantener el rostro joven y, por consiguiente, la piel sana.

Cualquier mascarilla hecha con ingredientes naturales tiene numerosas propiedades que son muy beneficiosas, así que hay que procurar ponernos alguna un par de veces al mes para poder aprovecharnos de todo ello. A continuación os dejaré unas cuantas recetas de mascarillas de frutas, todas ellas muy sencillitas de preparar.

Mascarilla de kiwis

Para prepararla necesitarás únicamente tres kiwis y una cucharada de miel. Mezcla todo bien hasta que consigas una pasta, y después aplícala en el rostro y déjala actuar durante unos 15 minutos. Retírala con agua tibia y después aplica tu crema habitual. Esta mascarilla le aportará a tu piel hidratación, vitamina C y antioxidantes.

Mascarilla de naranjas

En esta ocasión deberás exprimir un par de naranjas y añadirle una cucharada de miel. También podrás utilizar la pulpa de la naranja en vez del zumo, siempre añadiendo la miel. Al igual que con la anterior, aplícala y deja que actúe 15 minutos, retirando con agua tibia y poniéndote crema después.

Mascarilla de uvas

Las uvas tienen muchas propiedades muy buenas para la piel, como por ejemplo que son reafirmantes y antiedad, así que son perfectas para rejuvenecer el rostro. Lava unas cuantas uvas y quítales la piel y las pepitas. Tritúralas hasta que consigas una pasta y aplícatela en el rostro y en el cuello. Déjala actuar 20 minutos y retira con agua tibia. Después, tu crema habitual.

Mascarilla de ciruelas y manzanas

La última de las mascarillas que os recomendaré hoy es a base de manzanas y ciruelas. Haz un puré con 6 ciruelas y después añade una manzana rallada. Aplícala en el rostro y quítala con agua tibia 10 minutos después. Termina con tu hidratante habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *