Maquillarse para la primera cita


Si algo nos une a todas las mujeres, sea cual sea nuestra edad y aspecto físico, es el nerviosismo que sentimos ante una primera cita. Una mezcla de sentimientos encontrados que combinan la alegría de salir con esa persona que tanto estabas deseando, y la desazón por cómo acudir a esa primera cita. Parece que toda tu ropa, peinados, y estilos de maquillaje pasan por delante de tu mente a una velocidad de vértigo y algo te impide frenar tantas ideas en la más adecuada para ese encuentro. Tranquila, vamos a intentar que todo vaya bien.

En primer lugar, el horario de la cita es fundamental, tu look ha de ser diferente si sales de día o de noche. Para el día, maquillaje nude, un toque de rímel, gloss en los labios, y si quieres, un pequeño rubor en las mejillas. Para la noche, un maquillaje más completo, donde puedes unir una base fluida con unos polvos que matifiquen y eliminen brillos. La noche te permite trabajar un ahumado en tus ojos (si tienes práctica, claro) y aplicar un poquito más de rímel.

En cuanto al peinado, puedes llevar coleta, pero nunca un recogido, dará sensación de que te has peinado para ir de boda. El pelo suelto siempre es un acierto, puedes prender unas horquillitas retirándolo de la frente, que es lo que más se lleva ahora. Lo importante es que muestres un aspecto natural, que se note que te gusta gustar, pero no que llevas todo el día arreglándote.

Ponte el perfume al salir de la ducha, conservarás la esencia cuando salgas de casa. Piensa que has quedado con alguien que ya te ha visto previamente, por lo que es importante que seas fiel a ese estilo que hizo que se fijara en ti. El resto, es una actitud. Sé positiva, y si la cosa no va bien, recuerda que a veces hay que besar muchas ranas antes de dar con el Príncipe Azul. Suerte.

Consejos de belleza,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *