Maquillarse como una diva


La expresión “Diva” puede tener varias acepciones, aunque en este caso me refiero, lógicamente, a su definición de elegancia y saber estar, pero sin gota de altanería. Este look se caracteriza por ser llamativo y audaz, y potenciar tu belleza al máximo pero sin llegar a ser muy extremado ni exagerado. Unos labios voluptuosos, una piel radiante y unas pestañas llamativas serán suficientes para desprender un aire de diva.

Un cutis perfecto es la base idónea sobre la que empezar a trabajar, lo conseguirás con maquillajes de textura mousse, combinado con un corrector fluido de fácil aplicación, que te ayudará a unificar el tono de tu piel. No subas mucho el tono, pues anularás la sensación de piel bien cuidada. Para destacar tus ojos, píntatelos con una sombra que sea dos tonos más oscuros o más claros que tu piel. Si quieres dar intensidad a tu mirada delinea el párpado superior y perfila el inferior.

Maquilla tus pestañas con un rímel de doble aplicación, de las que son blancas para el primer paso y negras para el segundo; conseguirás que resalten y agranden los ojos. Y no olvides arreglar las cejas, es fundamental unas cejas perfectas y bien delineadas para conseguir este look tan elegante. Busca el equilibrio, elige si vas a resaltar ojos o boca. Si te decantas por la boca, intensifica el color de los labios y defínelos con precisión.

Tonos atrevidos y con brillo que harán que tu boca sea el centro de todas las miradas, te quedará muy atractiva si utilizas labiales que incorporan partículas acristaladas de brillo. Completa tu look con unas manos cuidadas, suaves y bien pintadas. Los rojos siguen siendo lo más sofisticado y dan sensación de alargar el dedo. Un pelo limpio y brillante será el último toque que darás a tu imagen para lucir como una verdadera diva.

Maquillaje,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *