Maquillarse como Diane Kruger


Hay bellezas serenas, elegantes, indiscutibles… y todo ello se le podría aplicar a la alemana Diane Kruger, actriz y modelo que se codea con lo más alto de las facetas a las que se dedica, y todo ello con un rostro angelical, casi misterioso, y siempre cautivador. En mi opinión, el maquillaje de Diane es la muestra perfecta de cómo puedes lucir muy bien arreglada, aplicándote todos los productos que hay a tu alcance, pero dando siempre un aire muy natural, casi casual.

El maquillaje de Diane Kruger parte de una base fluida muy clara, en total consonancia con el tono de piel de el resto de su cuerpo; para ello, es importante que acudas a una perfumería con el rostro sin maquillar y que te pruebes en el mentón los tonos que más se asemejan a ti, y no en la cara interna del brazo, como se hacía antiguamente.

Tras el fluido, es importante aplicar una nube de polvos translúcidos, para asegurarnos la eliminación de brillos, pero sin cambiar el tono conseguido. Para los ojos, un bonito y natural trabajo realizado con lápiz marrón en la raya superior, y en la mitad externa del inferior, un lápiz que después difuminaremos con plumilla o con un bastoncillo; una mirada limpia que completarás con un discreto rímel en el mismo color.

Para los labios, imprescindible un labial en tonos maquillaje, que podrás encontrarlo en barra o en gloss, y que, en su defecto, podrás simular tú misma si te aplicas una base de maquillaje en los labios y le pasas por encima un gloss transparente, de textura gel, pero sin purpurinas ni brillitos, que sólo te dé aspecto de húmedos. Irás perfecta con un leve toque de blush, a modo de rubor, aplicado en redondo sobre tus mejillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *