Maquillaje permanente para los ojos


Si tienes poco tiempo para maquillarte en tu día a día, te cuesta pasar un largo rato delante del espejo, eres alérgica a algunos cosméticos, te tiembla el pulso u odias maquillarte, seguro que la opción que te proponemos hoy te interesará. Se trata del maquillaje permanente para los ojos.

El maquillaje permanente consiste en pigmentar la piel mediante unas finas agujas sobre la superficie de la dermis. Solo dura unos pocos años, normalmente entre dos y cinco, ya que luego el color se va borrando naturalmente. En el caso de los ojos, se traza una línea permanente sobre el párpado simulando la que se realiza con el delineador de ojos. Podrás escoger tanto el color, como el ancho y la forma de la terminación de la línea.


Si decides realizarte esta técnica, comprobarás como tu mirada sufre un gran cambio, manteniendo la expresividad. Sin embargo, es muy importante que a la hora de realizarte el maquillaje permanente acudas a centros estéticos de confianza que cumplan con todas las normas de higiene y sanidad. Cuando realices la primera visita, el dermatólogo o esteticista comprobará el efecto de la técnica sobre tu piel. La intervención dura aproximadamente una hora y no es dolorosa.

Al finalizar la operación, el párpado superior estará un poco hinchado, algo que puede durar unos días. Además, parecerá más oscuro de lo que realmente querías hasta que no pase una semana. La cicatrización dure entre tres y cuatro días y deberás evitar la leche desmaquillante para limpiarte los ojos, optando por un desmaquillante líquido.

Tampoco podrás exponerte al sol después de la operación, ya que éste impide que los pigmentos se fijen adecuadamente. Además, es importante evitar bañarse en la playa o en la piscina, al menos durante 10 días

5 comentarios

  1. ¡Hola Clara! En Maquilladas no nos dedicamos a hacer ningún tratamiento de los que hablamos. Lo mejor es que acudas a un buen centro de estética. Es mejor que se haga cargo un buen profesional del sector, aunque pueda ser menos económico. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *