Manicura rápida


Probablemente haya muchas personas que todavía a día de hoy consideran erróneamente que las manos son un elemento secundario de nuestra imagen, pero en realidad esta parte de nuestro cuerpo es una de nuestras cartas de presentación en tanto que es una de las que más utilizamos como medio de expresión físico.

Sin embargo, aunque a veces somos conscientes de que es fundamental tener unas manos y uñas bien cuidadas para tener una apariencia correcta no tenemos suficiente tiempo para hacer una manicura en condiciones.

Si eres de las que anda escasa de tiempo echa un vistazo a nuestro artículo… ¡Y aprende a hacerla en tan solo unos minutos!

1. Elimina esmaltes: Si ya tenías las uñas pintadas deberás empezar de nuevo, por lo que es imprescindible eliminar el anterior esmalte con un algodón impregnado en un producto quitaesmalte. Procura utilizar siempre pintauñas no demasiado oscuros, pues eliminarlos por completo es costoso y probablemente esto suponga más tiempo del que sueles tener.


2. Lima las uñas: En este caso no hay tiempo y debes hacer lo imprescindible, que no es otra cosa que igualarlas en longitud y marcar las esquinas ligeramente con la forma que lleves.

3. Cuida la piel: Suaviza e hidrata tus manos y uñas con una crema específica que además reblandecerá la piel y permitirá eliminar las cutículas con mayor facilidad.

4. Píntalas: Mira en el reloj los minutos que te quedan libres. Si apenas tienes tiempo un poco de brillo transparente será suficiente para dar un aspecto sencillo y cuidado, pero si cuentas con algunos minutos de más también puedes utilizar uno de esos magníficos esmaltes de secado rápido disponibles en muchas gamas de colores y a la venta en una amplia variedad de marcas.

Asegúrate de ser cuidadosa y no tocar nada tras aplicar el esmalte, ¡tardarías unos minutos en volver a despintar y arreglar de nuevo una uña estropeada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *