Los aceites que mejor cuidan tu piel


Los aceites vegetales aportan muchos beneficios a la piel, tanto al alimentarnos con ellos como al utilizarlos en cremas y productos de masaje y baño. Muchos son ingredientes imprescindibles en tratamientos de belleza y también puedes utilizarlos en casa y crear tú tus propios productos que harán mejorar tu piel:

Aceite de almendra: es rico en minerales y vitaminas, incluida la Vitamina E. penetra en la piel, es ligero y se desliza bien, por lo que se usa frecuentemente en los aceites y cremas hidratantes para el rostro, baño y masajes corporales en altas proporciones.

Aceite de aguacate: es un aceite rico en Vitaminas A, B1, B2, D y E, y en otros nutrientes. Es pesado, por lo que se usa en poca cantidad mezclado con otros aceites más ligeros, como el de almendra o girasol.

Aceite de ajonjolí: rico en antioxidantes y protege contra el sol. Puede tener un olor fuerte y se debe usar procesado en frío en pequeñas cantidades para enriquecer otros aceites para masaje.

Aceite de avellana: es muy nutritivo, de hecho es uno de los ingredientes por excelencia para formular sueros concentrados para la piel.

Aceite de coco: es muy rico en ácido linoleico. También es muy utilizado para hidratar el cabello.

Aceite de albaricoque: es muy nutritivo, ligero y la piel lo absorbe con mucha facilidad. Va muy bien para el rostro.

Aceite de germen de trigo: rico en Vitamina E. Tiene multitud de aplicaciones.

Aceite de girasol: es ligero y muy beneficioso, y no deja la piel aceitosa.

Aceite de semilla de uva: es ligero y no tiene un olor fuerte. Penetra bien en la piel y no deja residuos. Si lo consigues con restos de semilla te irá ideal para exfoliar.

Para que se mantengan en buen estado es mejor que los conserves en frío para que no pierdan sus beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *