Limpieza de cutis para broncearse en verano


Al igual que esos anuncios de coches que avisan con la típica frase “última ocasión”, así mismo podría empezar hoy este post, ya que el verano está muy cerquita, y con él los días de sol, vayamos a la playa o no, y hay ciertas limpiezas de cutis que tendremos que hacernos estos días, porque entrado ya el verano, no será posible, puesto que ninguna quiere despigmentar la piel y quedarse blanquita. Así que, manos a la obra y a preparar el cutis para unos perfectos baños de sol, ya que en muchas ocasiones, cuando decimos que nos queda la cara a manchas, es por culpa de no haber preparado la piel en condiciones. Independientemente de que te maquilles o no, es importante que sigas estos pasos para lucir un bonito bronceado:

Exfoliar: la base de un bronceado unificado en tu rostro pasa por haber eliminado al cien por cien todas las células muertas y demás impurezas que impiden que tu tez se muestre uniforme. En el mercado de la cosmética hay infinidad de productos exfoliadores, de distinta intensidad; para esta ocasión, debes elegir uno que no sea de uso diario, puesto que son demasiado suaves. Asesórate de los específicos para limpiezas más profundas, porque lo importante es el producto, no que luego te irrites la piel por darle más fuerte.

Puntos negros: abre los poros con vapor y elimina con suavidad los puntos negros y comedones. Cuando termines, pásate un cubito de hielo envuelto en un paño limpio por toda la cara, repetidas veces. De este modo, volverás a cerrar los poros, impidiendo que cojan nuevamente suciedad.

Hidratación y protección: acostúmbrate a salir desde primera hora de la mañana con una base hidratante con factor de protección solar. De este modo, conseguirás que tu rostro empiece a coger buen tono, pero de un modo sano y uniforme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *