La luz pulsada para eliminar imperfecciones


Con la edad, nuestro cutis comienza a envejecer haciendo aparecer antiestéticas arrugas, manchas e imperfecciones que tanto molestan a partir de los 35 o 40 años a muchísimas mujeres.

A pesar de que existen muchísimas cremas con propiedades antiarrugas o despigmentantes que previenen o ayudan a eliminar las manchitas de la piel, en ocasiones no son un remedio suficiente para acabar con ellas.

Uno de los tratamientos más novedosos y efectivos recomendados por los especialistas es el de la luz pulsada.

El fotorejuvenecimiento mediante luz pulsada consiste en la proyección de una fuente lumínica de alta intensidad en cada una de las machitas que queramos eliminar. Esta potente luz se caracteriza, además, por tener un rango de distintos colores que actúan de una forma distinta sobre la piel para corregir cada una de las imperfecciones de la manera más eficaz. Así, la luz barre todas las alteraciones pigmentarias de la piel generalmente causadas por el tiempo, la excesiva exposición solar o por algunos cambios hormonales.

La luz pulsada reduce el tamaño del poro así como la profundidad de las arrugas, favoreciendo que se regenere el colágeno en la dermis. Fruto de ello, la piel gana en textura y rejuvenece, dándote así un aspecto más saludable.

Para empezar, tu especialista probablemente te hará un tratamiento hidratante intensivo que servirá como base para el resto del tratamiento, que empezará una semana después. No te asustes si te aplican una crema anestésica en el rostro, pues será simplemente para evitar posibles molestias. Es obligatorio que te pongan un antifaz para no dañar los ojos y un gel conductor antes de comenzar a aplicar la luz pulsada que eliminará las manchas que sean necesarias.

Para un tratamiento eficaz, se necesitan tres sesiones de unos 40 minutos con un intervalo de un mes y otra más para acabar con el proceso 3 meses más tarde. Para mantenerlo, se recomienda hacer una sesión una vez al año.

Aunque los efectos no son como los del láser, los médicos estiman que el rejuvenecimiento es equivalente al de unos dos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *