Falsos mitos sobre el acondicionador


La mayoría de mujeres hacemos uso del acondicionador de cabello. De hecho, podríamos decir que este producto es al pelo lo que la crema hidratante a la piel. Y es que el acondicionador aporta un gran número de beneficios.

Debes tener en cuenta que el pelo acondicionador es más fuerte contra el daño, más resistente, de aspecto sano y suave, brillante y más sencillo de peinar. Además, tiene la habilidad de ayudar a proteger los daños y repararlos. Sin embargo, existen algunos mitos relacionados con este producto tan frecuente en los baños femeninos que hacen que algunas mujeres se resistan a utilizarlo. ¿Te gustaría conocerlos?

Sensación de pesadez y cabello graso

Muchas chicas piensan que el acondicionador les deja una sensación de pesadez. Sin embargo, para algunos expertos lo que ocurre es que no lo utilizan de la manera correcta o que, cuando lo hacían, era con las primeras fórmulas. Desde luego, los acondicionadores han mejorado, y mucho, con el objetivo de aportar más suavidad y brillo a tu cabello, a la vez que le quita electricidad estática.


Además, es importante aplicarlo de la manera correcta, es decir, desde la mitad del pelo hacia las puntas con una cantidad equivalente a una nuez. De esta manera, el cabello no se engrasará.

Volumen y brillo

Otro falso mito sobre los acondicionadores es que dejan el pelo sin volumen. Sin embargo, los que se producen hoy en día no crean ese tipo de efecto. Por el contrario, su efecto es hidratar y potenciar los diferentes acabados.

Por otro lado, mucha gente piensa que solo hay que usarlo cuando el pelo está estropeado o castigado, pero nada más lejos de la realidad, ya que el acondicionador también tiene una función preventiva. Por último, hay que aclarar que este tipo de producto no resta brillo, sino todo lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *