Fake Blonde, la moda del tinte amarillo pollo


Hay un listado de estilistas cuyos nombres son conocidos por el público en general. Bien sea por apariciones televisivas, campañas publicitarias o por vender productos capilares con firma propia, parece que el mundo de la peluquería se limita solo a ellos. Nada más lejos de esta errónea idea, ya que las propuestas más innovadoras vienen de manos de profesionales como Iván Gómez, maquillador y peluquero que cuenta con una gran trayectoria profesional, aunque no sea famoso para el público.

Hace un mes nos presentaba las propuestas de maquillaje de Lola Make Up para este verano, puesto que es su maquillador de cabecera. Lo que veremos hoy es una llamativa propuesta en colaboración con la misma firma para un reportaje de TenMag, y en la que expresa a la perfección el concepto Fake Blonde, el rubio falso que todos conocemos como tinte amarillo pollo. Esta atrevida idea nace como una alternativa para todos aquéllos a los que el “ombre hair” y las mechas californianas ya le saben a poco o les suena a prehistoria.


Iván Gómez retrocede a los años 90 y se inspira en aquellos amarillos falsos de los que tanto se habló cuando los lucían personajes tan famosos como Brad Pitt o Courtney Love. Paradójicamente, este peluquero hoy propone como tendencia aquel tono tan chillón con el que él y otros colegas del gremio lucharon durante décadas para ocultarlo y ofrecer rubios más naturales. Pues bien, el camuflar se va a acabar y para ello Iván te anima a que des rienda suelta a la melanina capilar y muestres todo el poder rubio con la decoloración más llamativa.

Como él mismo dice: “Tener el pelo como un pollito es lo más cool” y ya ves que sus propuestas no tienen límites. Rubio súper de bote para combinar con melenas que lucen ya otros rubios menos estridentes, o también como contraste cromático para cabellos oscuros. Del mismo modo, el tramo a decolorar queda a tu libre elección, pudiendo lucir este amarillo chillón en las puntas o en las raíces. Una moda que también propone en hombres para perillas y tupés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *