Evitar vello enquistado tras la depilación


Aunque la depilación es uno de los hábitos de belleza más imprescindibles tanto para mujeres como para hombres, lo cierto es que a veces no todo son ventajas a la hora de eliminar ese vello que tan antiestético resulta sobre la piel.

No, hoy no vamos a hablarte de esas dolorosas técnicas de depilación que tan poco te gustan, sino del problema que suponen esos molestos pelitos enquistados fruto de la infección de la piel tras la depilación (similar a una bolita sobre la piel).

Si quieres evitar y eliminar este problema toma nota de estos consejos… ¡Y no dudes en aplicarlos desde este preciso instante!

Preparar la piel antes de depilarte es esencial para evitar posteriores irritaciones: Humedece las piernas con agua caliente para abrir los poros, aplica la espuma de afeitar y, tras el rasurado, enjuaga tu piel a conciencia.

– Si te depilas con cuchilla olvídate de utilizar esas viejas máquinas con el filo desgastado o sin almohadillas, pues son garantía de posterior irritación… ¡No merece la pena con lo poco que cuesta una nueva!

– Aunque posiblemente no adquieras los mismos resultados, depilarte en la misma dirección en la que crece el vello ayudará a disminuir el problema.

– Si quieres refrescar la piel tras la rasuración lo mejor es utilizar aceite de aloe vera (fresquito de la nevera) unos 20 minutos después de la depilación.

– Después de afeitarla, tu piel estará mucho más sensible. Precisamente por eso debes evitar los productos perfumados (o con alcohol) así como bañarte en la piscina o exponerte al sol, lo que podría quemarla.

Para completar todo lo anterior también puedes realizar tratamientos de exfoliación semanal o quincenalmente para favorecer el correcto crecimiento del pelo sin problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *