Estar guapa en unos minutos


El arreglo es fundamental para sentirnos mejor con nosotras mismas y para tener más ganas de acudir a los sitios. Es posible que por gusto o por tu trabajo, siempre vayas maquillada y bien peinada, o puede que no estés en este caso y te guste ir más sencilla. En cualquiera de estas situaciones, puede surgirte una cita a última hora, un improvisto y que te coja sin arreglar o, al menos, como a ti te gustaría. Lo mejor es planificar bien el tiempo y pedir 10 minutitos más de lo que nos proponen.

Es ideal comenzar el arreglo desde 0, con la cara lavada. En ocasiones, si te retocas el maquillaje de todo el día puedes dar sensación de fatiga. Conviene tener la piel bien limpia y centrar el maquillaje en los puntos más básicos y elementales. Puedes ponerte una crema con color, te dará lozanía y te hidratará, y se aplica de una manera más rápida que el maquillaje. Si no la tuvieras, puedes mezclar tu maquillaje con la crema hidratante que usas habitualmente, no se verá la piel tan exagerada. En los ojos, será suficiente con un lápiz negro y una máscara de pestañas, mejor de las que alargan, y no una de volumen, ya que éstas últimas se utilizan para aspectos más sofisticados.

Los labios te quedarán bien con un tono muy natural, apenas imperceptible. Péinate bien las cejas y aplícate un poquito de colorete en pómulos, sien, y también puedes darle una leve pasada a los párpados, a modo de sombra. Puede que esta cita te coja con el pelo sucio o sin volumen, o no todo lo bien que te gustaría; una coleta un poco tirante, a la altura de la coronilla y con unos pelitos cayendo a modo de fuente, te dará un aspecto arregladito pero muy natural. Dime si no podemos estar monísimas en 10 minutos.

Consejos de belleza,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *