Estar guapa después del parto


Hace unos días os hablaba de cómo estar guapa en el embarazo, y es posible que algunas de vosotras ya hayáis dado a luz, algo que cambia por completo nuestras rutinas diarias, y mucho más si eres primeriza. Tener un bebé en casa es algo maravilloso, pero también puede llegar a ser agotador en más de una ocasión, pero no por ello debes cesar en tus cuidados diarios de belleza, más bien todo lo contrario, ya que la maternidad envuelve a las mujeres en un halo de felicidad que se traduce casi siempre en un aspecto que irradia hermosura.

En lo que al cuerpo se refiere, no te centres en los cambios que ha efectuado, son los normales y te aseguro que todo volverá a ser como antes. Puedes ayudarte bebiendo mucha agua, hidratando la piel más que nunca para evitar las estrías, y caminar, algo que harás a diario aprovechando que sales a pasear con tu bebé. En cuanto a la cara, es normal que los cambios de horario, la falta de sueño durante la noche, y el estrés por ir conociendo poco a poco a esa personita que acaba de llegar, hagan mella en ti.

Por eso, debes intentar dormir un poquito durante el día, aprovechando las horas del niño, así como animarte a corregir un poco las ojeras, ponerte una crema con color y pasarte un lápiz de ojos, que encienda tu mirada. Yo siempre dije que cuando vengan las visitas a vernos, quiero lucir igual de hermosa y radiante que las famosas que enseñan a sus bebés en las portadas de las revistas. Y eso se consigue con un poquito de dedicación, la misma que le das a tu pequeño, y que puedes aprovechar esos momentos para aplicar también algo de cremita en ti. Mira como lo cuidas, pues del mismo modo deberás cuidarte también a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *