Eliminar las asperezas de la piel


El invierno hace que nuestra suave piel acabe inevitablemente áspera y con un tacto no demasiado agradable, especialmente en algunas zonas como los codos, las rodillas o los pies.

Aunque hasta hace unas semanas probablemente esto no te preocupaba, ahora que llega la primavera y vas a empezar a lucir palmito ya quieres empezar a cuidarte para lucir espectacular con tus nuevos modelitos.

Pues tranquila, porque aquí te dejamos algunos buenos trucos para devolver a tu piel la suavidad que la caracteriza:

La piedra pómez es uno de nuestros mejores aliados en estos casos, y es que si mantenemos la constancia podremos conseguir resultados visibles en poco tiempo. Frota la piedra pómez sobre las asperezas de tus pies una vez cada dos días y luego aplica un gel humectante para darles hidratación y suavidad.

Otro de los grandes recursos contra este problemilla es el tradicional guante de crin, más utilizado para eliminar las asperezas de los codos y las rodillas. Cuidado con cómo lo utilizas, pues tampoco es cuestión de que te dañes la piel; espera a los momentos de ducha para masajear la piel seca o escamada con la ayuda de algún gel con componentes humectantes y el guante.

No obstante, la clave para recuperar la tersura y la suavidad en estas zonas es evidentemente una continua hidratación de la piel. Aunque podría bastar con cualquier crema de esas que tienes en el armario del cuarto de baño, si quieres resultados impecables lo mejor es que te hagas con algunas de las cremas específicas que hay en el mercado para cada una de estas zonas.

Recuerda aplicarlas a diario y en pocas semanas lucirás una piel tan espectacular como siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *