El estilo de la princesa Corinna, la amiga del Rey


La marca España está por los suelos por culpa de los incesantes casos de corrupción que copan los medios de comunicación de medio mundo. A todo ello ahora se le suma un nuevo problema que afecta directamente a la Casa Real, que está viviendo sus horas más bajas de popularidad desde que se hiciera pública la afición del Rey por la caza de elefantes, y por la imputación de Urdangarín por su implicación en el “caso Nóos”.

Se trata de Corinna, una princesa conocida como “la amiga del Rey”, que ha decidido dar la cara y conceder algunas entrevistas a diarios como El Mundo y revistas de gran tirada como ¡Hola!. Por este motivo, es una de las mujeres de las que más se habla en este momento, llamando especialmente la atención por el rostro tan mal operado que tiene.

Su estilo

Corinna zu Sayn-Wittgenstein (impronunciable, lo sé) es una mujer madura que pretende lucir jovial y moderna, pero a la que se le ha ido bastante la mano con la cirugía, por lo que muestra unos morros que aquí solo habíamos visto en Yola Berrocal. Un espanto, vamos. Su imagen es la de rubia tonta, y no porque lo diga yo, sino porque ella misma se ha encargado de decirlo. Aunque lo triste es ver sus intentos por mostrarse elegante y distinguida, cuando en realidad se queda en caricatura cómica propia de Los Morancos.

El maquillaje

Lo único que se puede decir a su favor es que su maquillaje suele ser bastante discreto. Acostumbra a lucir un tono bronceado muy natural, algo de rímel y labiales hidratados en tonos claros (lo mejor para disimular esas salchichas que tiene por labios). Finalmente, juega con los polvos y el iluminador para mostrar un rostro más radiante. A pesar de todo, quien la conoce en persona dice que estas imágenes llevan una carga importante de photoshop.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *