El estilismo de Cheryl Cole


Hay ocasiones en las que un programa de televisión consigue cambiarles la vida por completo a personas anónimas que terminan por convertirse en auténticas celebrities. Esto es lo que le ha ocurrido a Cheryl Cole, una joven que se dio a conocer hace diez años en la versión británica del concurso de talentos “PopStars” y cuya fama actual en Reino Unido es solo comparable a la de Victoria Beckham.

Muchos han sido los cambios de look que Cheryl ha lucido a lo largo de esta década, aunque en los últimos tiempos estamos asistiendo a una imagen algo más madura y moderada. Un camino en el que sus ojos y sus hoyuelos han sido siempre sus rasgos más destacados y admirados por el público y las principales revistas de moda. De hecho, esta princesa del pop es en la actualidad la embajadora de L´Oréal en Reino Unido, papel que solo desempeñan las más grandes.


El estilismo actual de Cheryl Cole es el de una joven moderna que ha encontrado en su cabello una de sus principales armas de seducción. Una larga melena a la que sabe sacarle muchísimo partido tanto a la hora de peinarla suelta como en diversos recogidos, siendo las coletas y trenzas ladeadas las que más le favorecen. En cuanto al color, ahora mismo luce un castaño natural sobre el que apenas pueden percibirse unos discretos reflejos naturales; un tono que le queda especialmente bien y que le da un aire más fino.

Con lo que respecta al maquillaje, Cheryl se ha apuntado también al estilo nude y acostumbra a lucir tonos claros en su rostro y labiales muy naturales. Trabaja muy bien la zona de los ojos, a los que le saca el máximo partido con delineados negros y máscaras que aumenten notablemente sus pestañas. El colorete es el encargado de subirle un poco el tono y, cómo no, el iluminador en stick es el toque final que utiliza para presumir de cutis luminoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *