El estilismo de Beyoncé en la segunda investidura de Obama


Pocos actos son tan importantes para los americanos como la toma de posesión de su presidente, puesto que para ellos significa la gran fiesta de la democracia. Un evento lleno de tradiciones, entre las que no puede faltar el himno nacional como colofón a toda la jornada de festejos. Un cierre para el que siempre se ha contado con la presencia de cantantes de fama mundial.

Ayer mismo se celebró la segunda investidura de Barack Obama, para cuyo acto de clausura se contó con la actuación de Beyoncé, la elegida de este año para cargar con la responsabilidad de cantar el himno ante millones de espectadores de todo el mundo. La artista no defraudó a nadie y consiguió entonar de principio a fin, sin dar lugar a anécdotas bochornosas que sí tuvieron lugar en ediciones pasadas.

El peinado de Beyoncé


Para una ocasión tan especial, Beyoncé optó por acudir al Capitolio con un abrigo negro de Christian Dior, una prenda que posteriormente dejó al descubierto un sugerente vestido del mismo color diseñado por Pucci. Como nota de color, lució unos pendientes de esmeraldas de Lorraine Schwartz. Recién teñida y con las mechas puestísimas de raíz, la cantante lucía las capas superiores de su larga melena bastante más claras que el resto. Se peinó con una modernísima raya al lado bastante baja, la cual facilitaba darle mayor altura a la montaña frontal. En las puntas llevaba unos bucles grandes bastante deshechos.

El maquillaje


Beyoncé eligió muy bien el maquillaje con el que completó su estilismo. En los ojos lucía una sombra gris ligeramente aclarada con toques de beige, cuyo acabado mate era perfecto para la ocasión. El eyeliner y la máscara de pestañas fueron aplicados con absoluta precisión, dando como resultado un maquillaje de ojos impecable. En sus labios lució una bonita barra en rosa claro, que le daba un aspecto tan moderno como natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *