El estilismo de Arantxa Sánchez Vicario en la presentación de su biografía


Cada vez está más de moda que numerosos famosos escriban sus memorias, independientemente de la edad que tengan ni del gremio al que pertenezcan. Políticos, cantantes, actores y hasta deportistas son protagonistas de las biografías más suculentas que salen al mercado literario. Una de las últimas en sumarse a esta moda es la gran tenista Arantxa Sánchez Vicario.

La semana pasada se dieron a conocer los detalles más escabrosos y turbios que aparecen en el libro “Arantxa ¡Vamos!”, cuya presentación oficial ha tenido lugar hoy mismo. El título de la obra es el grito de guerra que acompañó a esta excepcional deportista a lo largo de toda su casi insuperable carrera. Una carrera que nos ha dado grandes momentos de gloria como aquel inolvidable revolcón después de ganar su primer Ronland Garrós.

Mientras estuvo dedicada al deporte, Arantxa lucía una imagen muy poco femenina, con un corte de pelo sin forma alguna, que sólo podría colaborar a facilitarle una ducha rápida. Después de anunciar su retirada, fuimos viendo como la tenista empezó a ocuparse de su imagen, contando incluso con la estrecha colaboración de Nati Abascal. El cambio fue tan evidente como espectacular.

En la rueda de prensa que ofreció para presentar su biografía, Arantxa lucía un estilo muy natural y juvenil. En estos momentos lleva una melena a la altura de los hombros, bastante capeada, especialmente por la zona frontal. En cuanto al color, luce un bonito técnico que consiste en aclarar la base con un castaño alto, al que luego se le incorporan algunas mechas más doradas y estratégicas. En cuanto al maquillaje, Arantxa acudió con la moderna y natural técnica nude, en la que apenas se apreciaba un toque de rímel y una ligera barra de labios en color rosado.

Estilos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *