Depilación por luz pulsada


Ya te hemos hablado en más de una ocasión de los distintos métodos de depilación temporal y definitiva, en este último caso más especialmente de todo lo relativo a la fotodepilación láser.

Hoy queremos acercarte un tratamiento de depilación definitiva más económico y prácticamente igual de efectivo: Se trata del método de la luz pulsada.

Si quieres conocer mejor sus características echa un vistazo a este rápido resumen, ¡seguro que te sirve para hacerte una idea!

La fotodepilación por luz pulsada intensa (IPL) es como su nombre indica un tratamiento que utiliza la energía de la luz procedente de una especie de lámpara para eliminar definitivamente el vello y conseguir una piel lisa y sedosa.

Este tratamiento puede tratar amplias zonas del cuerpo, por lo que no funciona vello a vello; esto hace que sea más rápido que otros métodos como la depilación por aun teniendo prácticamente los mismos efectivos resultados tanto en pieles claras como oscuras.

¿Cómo lo hace? El equipo de trabajo de la IPL emite una luz mixta compuesta por muchos tipos de fotones que viajan a múltiples longitudes de onda, dirigiéndose la luz en todas direcciones y en una intensidad regulable por el especialista en función de las características del paciente.

En tiempo de duración del tratamiento dependerá de las características de la propia persona y de la zona a tratar: Cantidad y fuerza del vello, grosor, ciclo de crecimiento, color de piel, etc. No obstante, el número de sesiones (que pueden durar desde algunos minutos hasta una hora) suele rondar entre las 4 y las 8.

Y un dato para las más temerosas, porque con la luz pulsada podéis respirar tranquilas gracias a que la técnica es prácticamente indolora.

¿Llevas años deseando olvidarte de la depilación? ¡Consulta precios y anímate a acabar con el vello para siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *