Cuidar tu piel disfrutando en la playa


Que el verano está a la vuelta de la esquina es un hecho que no podemos obviar a la hora de hablar de cuidados corporales y faciales. Está a punto de comenzar una temporada donde todo parece prometer que el sol nos ayudará a disfrutar de nuestras jornadas estivales. Aunque para la mayoría de nosotras el punto más atractivo de la playa sea broncearnos bajo el sol, es cierto que podemos aprovechar para mejorar nuestro aspecto a la vez que nos ponemos morenitas. El bronceado es fundamental para lucir una piel más bonita y tersa, ya que el buen tono disimula la piel de naranja, venitas rotas, y otras imperfecciones.

Pero más allá de proteger nuestra piel de los rayos UVA, podemos aprovechar esos baños solares para utilizar otro tipo de cosméticos que combatirán otros aspectos. Cuando acudas a la perfumería a comprar tu bronceador, infórmate de las posibilidades que cada marca te ofrece, ya que en la actualidad, son numerosas las firmas que combinan la protección solar con tratamientos contra la flacidez y la celulitis, de modo que con el contacto con el sol, se reactivan sus principios activos y actúan con mayor eficacia y rapidez que los productos tradicionales.

Del mismo modo, las cremas de protección facial se fabrican, cada vez más, con agentes antiarrugas y efectos de relleno, para impedir que los gestos que realizamos por la claridad del sol nos marquen tantas líneas de expresión. Cuidar y mejorar tu cuerpo en la playa también es fácil y posible combinando dos tipos diferentes de paseos: por un lado, caminar descalza por la arena es un exfoliante ideal para mantener tus pies libres de durezas; por otro lado, pasear por el mar con el agua a la altura de la rodilla, es un método infalible contra la celulitis. Así que ya sabes, mejorar tu piel disfrutando de un día en la playa es posible con nada de esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *