Cuidar la piel como Demi Moore


Demi Moore es una grandísima actriz, pero, además de por sus películas, también es conocida por su espectacular belleza corporal y facial. Cierto es que cuando una celebritie es portada de una revista, el maquillaje y el photoshop son sus grandes aliados, pero está claro que si no tienes una buena base y unos cuidados mínimos, ningún milagro sería posible. Demi Moore se cuida, y se le nota, ya que a los 50 las deficiencias hormonales hacen que las funciones de la dermis sean más lentas. La producción de fibras de colágeno y elastina disminuyen provocando que la epidermis y dermis se debiliten y, consecuentemente, la piel se torna más frágil y fina. La pérdida de firmeza se hace evidente, se presentan cambios en la pigmentación y se evidencian las arrugas, fomentadas, entre otros aspectos por la sequedad.

Todo ello provoca flacidez en el rostro, puesto que los tejidos se relajan y el óvalo se va desdibujando. Para combatir este cambio hormonal, Demi Moore opta por tratamientos que cuidan las 3 áreas principales de descolgamiento. Cremas que aplica desde el cuello y divide hacia ambos lados desde la barbilla, llegando bien hasta la sien. Este producto se utiliza siempre en sentido vertical y se repasa con pequeños toquecillos que reactivan y estimulan el riego sanguíneo.

De este modo, un marco bien terso ayuda también a disminuir el efecto de las patas de gallo. Como la hidratación es fundamental a todas las edades, pero más a partir de esta década, siempre usa un sérum de regeneración extrema, que aplica antes de la crema y que le aporta la cantidad de agua necesaria para no descamar. Finalmente, también se ha aliado a las cremas pre-base, que tan de moda están, ya que se utilizan después del tratamiento y antes del maquillaje, porque tienen efecto luminoso y rellenador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *