Cuidados diarios para la piel grasa


Acabamos de darte las claves para eliminar los puntos negros de alrededor de los labios pero, ¿no crees que es mejor arrancar el problema de raíz? Ya sabes que los puntos negros pueden ser uno de los síntomas de tener la piel grasa, aunque no el único.

El cutis graso es propenso a padecer granitos, poros dilatados, imperfecciones o brillos indeseados, a pesar de que las personas con la piel del rostro grasa tendrán la suerte de presentar arrugas más tarde y en menos cantidad que en un cutis seco. ¿Lo sabías? Sin embargo, hay que evitar esos pequeños y molestos inconvenientes manteniendo la piel sana y atractiva. ¿Sabes cómo hacerlo?

Si tienes la piel grasa es muy importante que tengas mucho cuidado con la limpieza del cutis tanto de día como de noche. Al levantarte, necesitarás una limpieza profunda para limpiar las impurezas y secreciones que se acumulan durante la noche. Además, tendrás que aplicar tónico y crema hidratante específica para tu tipo de piel.


También tendrás que limpiar tu piel en profundidad antes de acostarte para eliminar las toxinas, el sebo y los restos de maquillaje. Para lograrlo necesitarás un limpiador y tendrás que insistir en la frente, aletas de la nariz y barbilla, ya que son las zonas donde la producción de grasa es más activa. Después deberás aclarar con agua tibia y finalizar con fría para cerrar los poros y crear un efecto tensor y matificante.

Para combatir la acumulación de puntos negros, lo mejor es realizar una exfoliación diaria para limpiar los poros y eliminar la piel muerta. También te vendrá bien utilizar una mascarilla semanal desincrustante y purificante. La arcilla verde, por ejemplo, es perfecta para este fin. También el ácido salicílico reduce los poros, mientras que el ácido oleanólico inhibe la producción de grasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *