Cuidados de la piel según la época del año


Aunque cada tipo de piel tiene unas características y unas necesidades distintas independientemente del resto de factores externos, lo cierto es que cada época del año en general trae consigo una serie de efectos perjudiciales sobre nuestra dermis.

Seguramente tú misma has notado cómo afectan a tu piel las características de cada estación, pero posiblemente nunca acabas de asimilarlo y vuelves a sufrir los mismos problemas un año después.

Para que estés física y mentalmente preparada en cada una de ellas, aquí te dejamos algunas de las características más comunes.

Verano: Mantén tu piel continuamente hidratada y protegida de los efectos perjudiciales del sol. Utiliza siempre protectores solares adaptados a tu fototipo (según el tono de tu piel deberán ser más o menos altos) y evitarás afecciones cutáneas como las quemaduras, irritaciones, manchas, el envejecimiento prematuro o posibles enfermedades de mayor gravedad en la piel como el cáncer.

Otoño: Es el momento de renovar la piel y de recuperarla un poco de los efectos negativos que pueda haber tenido el sol sobre ella. Procura mantener ese favorecedor tono bronceado pero ayuda a devolverle la hidratación; si notas la aparición de manchas o nuevos lunares acude a tu dermatólogo.


Invierno: Con el frío de estos meses tu cutis tendrá tendencia a resecarse, por lo que debes acostumbrarte a mantenerla hidratada con el uso de cremas un par de veces al día. Más allá del rostro una de las partes del cuerpo que más sufre son las manos, a menudo expuestas a las bajas temperaturas: Protégelas con guantes siempre que salgas y aplica crema hidratante varias veces al día.

Primavera: El frío, el viento y los cambios bruscos de temperatura del invierno han supuesto un fuerte impacto para tu piel que probablemente ahora se encuentra más deshidratada, seca y aparentemente envejecida… Ayuda a que recupere el agua perdida hidratándola y nutriéndola tanto como puedas. No olvides que también debes preparar tu piel para el verano, por lo que es el mejor momento para comenzar con los tratamientos reafirmantes y anticelulíticos.

Piel,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *