Cremas para mantener una piel joven


El paso de los años hace mella en el aspecto de nuestro cutis y de nuestro rostro, y es que nuestra piel no solamente empeora por causas naturales sino también por los malos hábitos y la falta de cuidados.

Precisamente por eso no debes quedarte de brazos cruzados, pues el envejecimiento de la piel puede ser ralentizado y hasta controlado gracias al uso de las magníficas cremas que hoy en día pone a nuestro alcance el mundo de la cosmética.

Si andas un poco verde en el tema (aunque realmente esperamos que no) toma nota de las siguientes reglas para mantener tu piel tan hermosa como sea posible:

Tipo de crema: Debes encontrar aquella que no solamente se adapte a tu bolsillo sino también a las necesidades reales de tu piel, y es que de hecho no tenerlo en cuenta incluso puede provocar el efecto contrario. Analiza tu tipo de piel y las zonas que hay que reforzar y pregunta en tu tienda de cosmética o perfumería.

Modo de uso: Es imprescindible que sigas siempre los mejores pasos de aplicación de las cremas, lo que comienza por una piel limpia y sin células muertas que le impidan ejercer su acción. En cuanto a la aplicación es importante que la extiendas mediante un suave masaje que ayudará a que los activos penetren mejor además de relajarte.

Sol: Afortunadamente hoy en día los productos con protección solar son cada vez más una opción al alcance de cualquiera, y es que podemos encontrar desde maquillajes hasta hidratantes con SPF capaces de proteger nuestra piel de los rayos perjudiciales a la vez que nos hidratan o embellecen.

Cremas de noche: El final del día es el momento en que la piel aprovecha para repararse, por lo que es importante dar un poco de apoyo con el uso de algunas cremas de noche así como con cosméticos específicos para cada una de las zonas de tu rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *