Cremas con color, el equilibrio perfecto entre maquillaje e hidratantes


Aunque maquillarse cada mañana antes de ir a trabajar puede ser un placer o una obligación para muchas, también existe una gran cantidad de mujeres que prefiere mantener limpio su rostro aplicando sencillamente un poco de crema hidratante a veces acompañada, como mucho, por un poco de rimmel.

Sin embargo, parece increíble que tanto unas como las otras no se hayan atrevido todavía a lanzarse con las cremas hidratantes con color, una solución perfecta que combina lo mejor de cada producto: el componente de color del maquillaje para dar un poco de vida y buen aspecto al rostro sobre una base hidratante en crema que mantiene la piel cuidada y saludable.

Una de las ventajas de estas cremas es que son perfectas para aplicar en cualquier momento y en cualquier lugar en tan sólo unos segundos, pues la facilidad con la que se extienden y la suave textura que ofrecen evita las típicas manchas de un maquillaje mal aplicado así como también el antiestético efecto máscara que dejan muchas bases tradicionales.

Con un suave masaje lograrás esparcir la crema, que al instante se fundirá en tu piel dejando un aspecto perfecto por fuera y una frescura que notarás por dentro.

Estas cremas son perfectas tanto para pieles jóvenes como para las maduras no sólo por su enorme componente hidratante sino también porque sirven para cubrir imperfecciones, arrugas o líneas de expresión. Eso sí, deben abstenerse de su uso las personas con pieles grasas o mixtas, pues la base oleosa puede empeorar su aspecto y los problemas de granitos o acné de este tipo de pieles.

Aunque quizá antes sólo te sonaban, no dudes que podrás encontrar cremas con color de distintas marcas como Nivea, Clinique, Chanel o Shiseido en cualquier perfumería, así como en tiendas de belleza especializadas más económicas como Yves Rocher

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *