Consejos para evitar celulitis localizada


Piernas, tripa, trasero, brazos… Sea en una zona u otra del cuerpo, son realmente pocas las mujeres que tienen la suerte de librarse de la pesadilla que supone celulitis o piel de naranja.

Esos hoyitos o huecos en la piel producidos por la acumulación de agua, grasa o toxinas generalmente acompañados por la flacidez suelen localizarse en zonas específicas del cuerpo, que pueden sufrir el problema en mayor o menor medida en función de cada tipo de mujer.

Si quieres algunos consejos e ideas para controlar la celulitis localizada en las diferentes partes del cuerpo no pierdas detalle de lo que te contamos a continuación:

Piernas: ¡Cuánto cuesta psicológicamente lucir un vestidito cuando nos obsesionamos con la celulitis en las piernas! Aunque no hay que darle más importancia de la que tiene y debes aceptarte tal y como eres, no está de más que sigas algunos consejos que te ayudarán a reducir la piel de naranja en esta zona y así sentirte mejor: Haz ejercicio o camina como mínimo media hora al día, evita los pantalones demasiado ajustados, las pérdidas de peso radicales y aplica geles anticelulíticos a diario.

Trasero: Si lo mantienes tonificado probablemente puedas olvidarte bastante de la celulitis. Aunque lo mejor es el ejercicio diario, el hecho de tomar algunos hábitos en la vida diaria también puede ayudar a conseguirlo: Sube y baja escaleras en vez de tomar el ascensor, haz ejercicios tonificantes cuando estés parada, acaba las duchas con agua fría, toma fibra y evita los excesos con la sal, café y tabaco, los dulces o las bebidas con gas.

Tripa: Una buena alimentación (rica en fibra) y hacer ejercicio es la clave para esta zona. Evita todos aquellos alimentos que te produzcan gases o retengan líquidos y haz natación o bien abdominales a diario.

Pecho y brazos: Las mujeres que no dan importancia al problema en esta zona es sencillamente porque no lo sufren, y es que en realidad se trata las zonas más visibles del cuerpo y por tanto las que más pueden afectar a nivel estético. Para mantener la firmeza en el pecho utiliza sujetadores de algodón con aros, aplica chorros de agua fría sobre las zonas comentadas y no olvides la importancia de ejercitarla con natación o pesas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *