Cómo usar el rizador de pestañas


Si quieres tener una mirada de infarto hay algo que no debes olvidar. Se trata de tus pestañas, que tendrás que potenciar al máximo. ¿Cómo hacerlo? ¡Muy fácil! Además de la máscara, el rizador de pestañas es esencial para darle a tus ojos ese toque que tan especial que andas buscando.

Las mujeres suelen mirar el rizador de pestañas con recelo, pero bien usado puede hacer verdaderas maravillas con la mirada, agrandando y embelleciendo los ojos. Sin embargo, no es tan fácil utilizarlo correctamente. Si quieres saber lo que tienes que hacer para conseguir una mirada explosiva, coge papel y lápiz porque a continuación te lo explicamos.


A algunas les parecerá una herramienta demasiado vieja para los novedosas máscaras que hay hoy en día, pero el rizador de pestañas sigue siendo un must en el mundo del maquillaje, ya que aporta un acabado de lo más especial. Antes de utilizarlo, es muy importante que las pestañas estén limpias, por lo que deberás quitar todos los restos de rímel de la noche anterior.

Una vez tengas las pestañas impecables, es hora de comenzar a utilizar el rizador. Primero de todo tendrás que abrirlo y, con los ojos abiertos, colocar las pestañas superiores entre los dos extremos, empezando por las pestañas más cercanas al lagrimal. Es importante que intentes colocar el rizador lo más cerca posible del párpado. Cuando tengas las pestañas colocadas deberás apretar el rizador y aguantar unos 10 segundos. Si el resultado no te convence del todo, puedes repetirlo. Tendrás que volver a hacer la misma operación cogiendo cada vez una nueva sección de pestañas moviéndote hacia el extremo externo del párpado.

Para finalizar, aplica rímel, aunque en poca cantidad. Lo ideal es que utilices una máscara de pestañas ligera para no estropear el resultado final.

¿Te atreves ahora con el rizador de pestañas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *