Cómo transformar un maquillaje de ojos de día en uno de noche


Seguro que en más de una ocasión has tenido que improvisar un cambio de look sobre la marcha. Hay días en los que apetece ir a tomar algo después de trabajar, por lo que debemos convertir un look de oficina en un estilismo de noche. Lo mejor para estos casos es contar con una paleta de sombras súper versátil que, sobre todo, combine varias tonalidades de gris e incluya un color más llamativo.

Si ya cuentas con esta paleta de sombras, ahora solo falta saber cómo utilizarla. Desde Maquilladas vamos a darte las claves para transformar un maquillaje diurno, luminoso y sencillo en un sofisticado look de noche tan solo modificando la intensidad de la mirada. ¿Preparado?

Maquillaje de día

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que el maquillaje de día debe ser, ante todo, luminoso, así que sobre una piel trabajada con una base ligera, un toque de color en las mejillas y un poco de gloss en los labios, deberás ponerte manos a la obra. Lo más adecuado es que escojas tonos claros que deberás aplicar con una brochita en la zona bajo la ceja y el lagrimal. También necesitarás un color intermedio para el párpado móvil, que deberá quedar muy difuminado.


Una buena idea es que en lugar de usar un lápiz para subrayar la mirada, apliques el tono más oscuro de la paleta con un pincelito a ras de las pestañas. Solo te hará falta un poco de máscara de pestañas y estarás lista para ir a trabajar.

Maquillaje de noche

En cambio, para la noche tendrás que trabajar con tonos más oscuros. Cuando hayas finalizado tu jornada laboral, escóndete cinco minutos en el baño y aplícate un gris marengo en el hueco del párpado móvil. Sin duda, la tonalidad ideal para portar dramatismo a la mirada. Después, en el centro del párpado móvil, emplea el color más llamativo de la paleta.

Como toque final, te recomendamos que repases el delineado del ojo con la sombra negra a ras de las pestañas tanto inferiores como superiores y, si quieres, puedes crear un toque misterioso con un khôl, que te ayudará a definir la parte interior del ojo y la línea de las pestañas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *