Cómo secarse el pelo sin secador

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


¿Tu hermana o tu madre se han ido de viaje y se han llevado el secador? ¿Has salido alguna vez de la ducha con el pelo chorreando y te has dado cuenta de que el secador no funciona? ¿Crees que tu cabello está demasiado estropeado y quieres darle un respiro del secador? Pues hoy traemos respuestas para todas estas preguntas.

El secador es el aparato perfecto para acabar con el cabello totalmente seco y, además, conseguir un peinado perfecto. Sin embargo, por una razón u otra, es posible que en alguna ocasión no puedas utilizarlo. Para estos momentos, hoy queremos darte una serie de consejos que te serán súper útiles para secarte el pelo sin secador. Así que coge papel y lápiz y estate muy atenta a lo que vamos a contar.

Cómo limitar el grado de humedad

En primer lugar, es importante limitar el grado humedad escurriendo el cabello bien después de aclararlo. Después tendrás que utilizar una toalla seca y enrollarla alrededor de la mano. Con ella deberás frotar el pelo a nivel de las raíces, que es donde se acumula más humedad y donde es más difícil que desaparezca. Te aconsejamos que después de este paso utilices otra toalla para enrollarla alrededor de tus semi-largos y puntas inclinando la cabeza hacia delante.

Toallas de micro-fibras

¿Has oído hablar de las toallas de micro-fibra? Hoy en día se dice que son más eficaces que las de felpa, ofreciendo una densidad y una absorción muy eficaces y ocupando poco espacio. Sin embargo, son menos agradables para el cuero cabelludo.

Al aire libre

Por supuesto, otra opción es secar el pelo al aire libre, aunque durante el otoño y el invierno es poco recomendable salir a la calle con el cabello mojado. Por otro lado, tampoco resulta la opción más recomendable para aquellas que no sean partidarias de un resultado tan natural. Si aún así optas por esta opción, te aconsejamos que utilices productos de peinado como la mousse, que permite mantener la forma.

Cepillo eléctrico

Por último, aunque no tengas secador, puede que cuentes con un cepillo eléctrico, una perfecta opción, ya que también suelta aire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *