Cómo limarse las uñas según la forma


Como te hemos repetido miles de veces en Maquilladas, las uñas son una parte fundamental del cuerpo, ya que no solo cumplen la función de proteger la mano, sino que dan una primera impresión de nosotras. Por eso, es importante cuidar su aspecto y, si quieres seguir las modas, decorarlas con las últimas tendencias en manicuras. Pero más allá de los dibujos y los esmaltes que puedas hacer en tus uñas, es importante que las luzcas cuidadas. ¿Y cómo puedes conseguirlo? Pues muy sencillo: con una lima de uñas.

Así, limarse las uñas se convierte en una genial alternativa a cortarlas, ya que además es una manera de fortalecerlas. Sin embargo, según la forma que tengan tus uñas deberás limarlas de una forma u otra. Te explicamos cómo hacerlo a continuación.

Uñas chatas

Como te acabamos de comentar, es muy importante tener en cuenta el tipo de uña que tengas. Así, si la forma es chata (más corta y ancha), lo mejor es limarla para que quede recta, dejando las puntas a nivel de toda la uña con el fin de evitar que ésta se sepulte. Este tipo de uñas es mejor llevarlas cortas.

Cuadradas o rectangulares

Si tienes las uñas rectangulares o cuadradas, lo mejor es que limes más en las esquinas y menos en el centro, tratando de que tengan forma de media luna. Estas uñas es mejor lucirlas cortas o medianas.

Triangular

Para uñas triangulares, lo mejor es limar más por el centro, evitando llegar a los lados para darles formas redondeadas. De esta manera disminuirás su forma puntiaguda. Es mejor llevarlas de tamaño medio.

Alargadas

Y si tienes las uñas alargadas, lo mejor es que las limes siguiendo la forma natural de las mismas, es decir, que queden de forma ovalada. Este tipo de uñas lucirán mejor si te las dejas largas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *