Cómo hacer un moño italiano


El moño italiano no es una de las últimas tendencias en peluquería, sencillamente porque nunca ha pasado de moda y ha sabido mantenerse siempre fiel como uno de los peinados más elegantes de todos los tiempos.

¿Quieres saber cómo hacerlo? Sigue estos pasos, practica unas cuantas veces, ¡y ya no necesitarás ir a la peluquería para lucir este precioso recogido!

La idea principal del moño italiano es enrollar la melena en vertical, creando más volumen en la parte superior de la cabeza. Para ello, lo primero que debes hacer es cepillar el cabello y cardar las raíces con un peine de púas finas para conseguir un poco más de volumen para el peinado.

Cepilla el pelo hacia un lado (cuidando de no deshacer el cardado) dejándolo caer sobre uno de los hombros. En la zona ‘recogida’ del cabello coloca varias horquillas desde la nuca hasta la coronilla en vertical, cuidando que quede bien recogido pero de manera discreta.

Fija lo hecho hasta ahora con un poco de laca (especialmente sobre la zona recogida) y prepárate para lo más complicado: debes enrollar el pelo suelto del hombro en vertical, hacia dentro y en dirección a las horquillas.

Ahora utiliza las horquillas para sujetar el cabello que has enrollado, cuidando que no se te escape ningún mechón y ocultando los clips que habías colocado anteriormente para sujetar el cabello.

Muy probablemente te habrá quedado un mechón tieso en la parte superior del ‘rulo’ que has hecho; lo único que debes hacer es enrollarlo sobre sí mismo y sujetarlo como el resto del cabello.

Acaba aplicando bastante cantidad de laca sobre el peinado y remátalo con un bonito clip o broche, que además te ayudará a ocultar las horquillas que hayan quedado a la vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *