Cómo hacer un delineador de ojos casero


El delineador de ojos es un producto excelente que te servirá para darle un toque muy especial a tu mirada, así que es importante poder tenerlo siempre a mano para recurrir a él en cualquier momento. En tiempos de crisis, no siempre se puede tener un repuesto, por lo que hay que buscar la manera de tenerlo igualmente. ¿La mejor opción? Que lo hagas tú misma.

Hay varios trucos para que puedas hacer un delineador de ojos casero, y además fácilmente y sin gastar dinero, que seguro que te viene fenomenal que te salga gratis. También es una excelente idea para hacer un delineador diferente, en colores originales y que sea algo único, que nadie pueda comprarlo en una tienda.

Delineador en pasta

Para poder hacerlo, necesitas un pincel de maquillaje, vaselina y una sombra de ojos del color que quieras el delineador. Coge una pequeña cantidad de sombra con el extremo duro de unas pinzas de depilar y ponlo en un recipiente donde puedas hacer la mezcla. Aplasta bien la sombra, añade un par de gotitas de agua y remueve muy bien para que quede homogénea. Después, añade un poquito de vaselina y vuelve a mezclar, en este caso hasta que esté bien espesa y pastosa. Ya lo puedes aplicar con el pincel.

Delineador líquido

Consigue un tarrito pequeño, que tenga tapa, y lava y desinfecta a fondo. Pon e su interior todo el polvo de la sombra de ojos que hayas elegido y machaca con una cucharilla o con el dedo, lo que te sea más cómodo. Añade 3-4 gotas de aceite de almendras y de glicerina, remueve bien hasta tener una consistencia líquida. Si lo ves necesario, puedes remover con un palillo para que sea más efectivo. Aplica con el pincel o con un cepillo de maquillaje que sea muy fino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *