Cómo hacer un moño bajo desenfadado

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los moñitos bajos desenfadados son una buenísima solución para peinarnos en cualquier momento del día y de la noche. Ahora mismo se lleva un montón el pelo recogido y el efecto despeinado, así que el moño bajo es la unión perfecta de ambos conceptos. Eso sí, tampoco es cuestión de darle un par de vueltas a una goma del pelo y dejarlo tal cual. Se puede conseguir el mismo efecto inicial, pero ni queda igual de bonito ni dura tanto.

Por ese motivo hoy veremos cómo hacer un moño bajo muy práctico y moderno, de modo que puedas recurrir a él en múltiples ocasiones con la certeza de que irás a la última y con la seguridad de que no se te deshará. Toma nota de los pasos que veremos a continuación, y no olvides que el pelo ha de verse limpio, aunque no necesariamente del mismo día.

El paso a paso


Empieza por cardar un poco la zona de la coronilla, así evitarás que se te vea todo el pelo pegadito a la cabeza. Después retira los laterales hacia atrás y une todo en una coleta baja y abombada. Ahora levanta la coleta y forma una pequeña bolita de pelo poniendo una horquilla y dejando las puntas sueltas. Divide esas puntas en 2 rabos y átalos alrededor del recogido. Abre un poco el pelo de “la bola” a lo ancho para que ocupe un poquito más.

Otros detalles


Este moño puedes llevarlo con la zona frontal peinada de distintas maneras, así que no dudes en hacerlo con tu peinado habitual o atreverte con otros diferentes. El de la modelo queda muy bien porque unos mechones sueltos en la parte delantera le dan un toque más casual, así que puede servirte de idea. Y si tienes mechas o algún técnico de color, ya ves que el juego de contrastes también queda muy chulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *