Cómo cuidar las manos en verano

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En alguna ocasión hemos hablado de la importancia de dedicarle a las manos unos cuidados específicos, ya que es una zona del cuerpo a la que no solemos prestarle demasiada atención en las rutinas diarias de belleza. Esto es un inconveniente, porque son una zona que está expuesta continuamente a los daños solares y a otras agresiones como frío y viento.

Debemos tomar conciencia de cuidar las manos a diario, ya que no solo reflejan enseguida los signos de envejecimiento, sino que también son muy propensas a la aparición de manchas producidas por el sol, con los riesgos que esto conlleva para nuestra salud. Así que si durante el invierno debemos aportarles hidratación extra para evitar un exceso de sequedad, en verano debemos incidir mucho más sobre la prevención de manchas solares.

Cuidados básicos

En primer lugar, debes mentalizarte y darle a las manos la misma importancia que al rostro. Son muchas las veces que nos las lavamos a lo largo del día, por eso es importante elegir un jabón adecuado, que no solo elimine restos de suciedad, sino que también nos aporte la máxima hidratación. El jabón de tocador es la base sobre la que luego actuarán las cremas que utilices. En una ocasión hablé de mi favorito, puedes echar un vistazo en este enlace.


Además de hidratar las manos durante todo el año, en verano conviene que las exfolies. Utiliza un exfoliante corporal una vez por semana. Es un gesto rápido y sencillo con el que eliminarás células muertas y evitarás o retrasarás la aparición de manchas. Utiliza hidratantes con protección solar, o directamente protectores. Acostúmbrate a llevarlo siempre contigo y volver a aplicarlo después de lavarte las manos, ya que lo habrás eliminado, y quedarás expuesta otra vez a los rayos del sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *