Combatir el acné con aceite del árbol del té


En el siglo XVIII, cuando los marinos británicos navegaban por zonas donde el té escaseaba, les llamó la atención un pequeño árbol, de no más de 6 metros, cuyas aromáticas hojas eran utilizadas como sucedáneo de su arraigada infusión de rigor, de ahí que comenzaron a llamarle “el árbol del té”. Estos árboles son endémicos de la costa subtropical de Australia, donde crece en el borde de los ríos, lugar donde, por tradición, se utilizaban sus hojas para varios usos, como para cicatrizar heridas.

En los años 30 y 40, el aceite del árbol del té ya era conocido como un perfecto antiséptico de uso tópico, considerado uno de los aceites más activos desde el punto de vista medicinal. Actualmente, es muy utilizado en Australia, Estados Unidos y Japón, y su uso en Europa está progresando con gran acogida en la última década, gracias a los asombrosos resultados que produce, entre los que podemos destacar su eficacia a la hora de combatir el acné.

El aceite del árbol del té ha demostrado poseer muchas propiedades, desde su actividad antimicrobiana de amplio espectro, hasta su excelente solubilidad y penetración dérmica. Su actividad antimicrobiana ha sido demostrada en diferentes estudios in vitro, que dejaron de manifiesto sus propiedades antisépticas, fungicidas y antibacterianas en su utilización como tratamiento acneico, llegando incluso a conservar sus poder antiséptico natural en presencia de materia orgánica como sangre o pus.

El aceite del árbol del té es un concentrado que encontrarás en farmacias y parafarmacias por disposición de diferentes marcas, cuya efectividad será mayor según el porcentaje que presente cada una. Su utilización es muy sencilla, ya que impregnarás un algodón que luego aplicarás, mediante pequeños toques, sobre las zonas afectadas. También puedes enriquecer tu crema hidratante habitual con una gotita del producto y proceder a su utilización habitual.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *