Coloraciones temporales


De vez en cuando a todas nos apetece un cambio de look, especialmente cuando llega el buen tiempo. Una buena forma de hacerlo es cambiar el color del cabello, pero muchas no se atreven a dar el paso. Afortunadamente, existe una opción para todas aquellas que quieren tener una tonalidad distinta en el cabello pero no quieren recurrir a los tintes.

Nos referimos a las coloraciones temporales que, como su propio nombre indica, son temporales. Esto quiere decir que desaparecen con el paso del tiempo evitando el efecto raíces. Y es que una coloración temporal acaba despareciendo sola sin dejar restos de reflejos no deseados. ¿Quieres saber un poquito más sobre este tipo de coloración?

Diferencias entre la coloración profesional y la realizada en casa

El tipo de coloración temporal que utilices influirá mucho en el resultado final. Así, las que venden en el supermercado suelen estar sobrecargadas para garantizar el color. Por eso, es mejor realizar la coloración en la peluquería y, de esta manera, beneficiarte de los consejos de un profesional.

Por supuesto, la coloración temporal realizada por un profesional se diferencia bastante de la realizada en casa. En general, los reflejos no suelen desaparecer con una coloración de supermercado.

Un gran éxito entre las mujeres

Sea como sea, las coloraciones temporales tienen un gran éxito entre las mujeres y no es de extrañar, ya que pueden disimular hasta un 30% del cabello blanco. Además, interesan a las más jóvenes porque pueden aportar más brillo que una coloración permanente.

Cuidados de las coloraciones temporales

Eso sí, las coloraciones temporales deben cuidarse igual que las permanentes. Por eso, es recomendable utilizar champús y tratamientos destinados a cabello teñido para que el color dure más tiempo y conserve su brillo.

¿Te animas a realizarte una coloración temporal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *