Ciuda tu piel y tu cabello con el aceite de almendra


El cuidado de la piel y del cabello es muy importante en cualquier época del año para lucir bellas y saludables. Sin embargo, debemos prestar mucha más atención durante esta época del año, ya que hay más factores que nos afectan negativamente, como el sol, las altas temperaturas o el cloro de las piscinas. Afortunadamente, podemos recurrir a una serie de productos y tratamientos que son muy beneficiosos.

Hoy queremos hablarte del aceite de almendra, que te vendrá genial para cuidar tanto tu pelo como tu querida piel. Las almendras tienen muchas propiedades beneficiosas para la salud, ya que son ricas en proteínas, minerales y vitaminas A, B y E. Sin embargo, no mucha gente conoce sus propiedades positivas para la belleza. ¿Quieres saber en qué pueden ayudarte?


Gracias al aceite de almendra hidratarás perfectamente tu piel. Puedes aplicarlo después de la ducha con la piel húmeda, aunque después tendrás que ir secando suavemente con una toalla para aprovechar todas sus propiedades. Además de nutrirte, te ayudará a combatir las inflamaciones cutáneas y te calmará las irritaciones.

El aceite de almendras también es muy útil como emoliente, para prevenir las arrugas y para pieles estriadas, ya que ayuda a que se hagan menos visibles e, incluso, contribuye a que no aparezcan. También es muy utilizado en aromaterapia para diluir esencias o aceites esenciales o para realizar masajes.

Además de todos estos beneficios para la piel, el aceite de almendra tiene muy buenas propiedades para el cabello maltratado o castigado, ayudándote a recuperar el brillo y la suavidad. Tendrás que aplicar dos cucharadas distribuidas por el cabello antes de lavarlo y dejarlo una hora envuelto en una toalla para que se nutra bien. Después deberás lavarlo con un champú neutro.

¿Te animas a utilizar el aceite de almendras? ¡Seguro que no te arrepentirás!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *