Cirugía capilar contra la alopecia


La alopecia o pérdida regular del cabello es una de las mayores preocupaciones de las mujeres desde sus primeros años de adolescencia, y es que una bonita melena es una de las bases de la estética femenina.

Lo mejor es acudir a tu especialista y averiguar las causas, tomar las precauciones necesarias (champús contra la caída del cabello, vitaminas fortalecedoras, etc.) e incluso probar con alguna de las recetas caseras más tradicionales que aseguran conseguirlo.

No obstante, si en tu caso todo esto no es suficiente lo mejor es que comiences a informarte cuando antes de algunos de los tratamientos estéticos más habituales para la alopecia como es la cirugía capilar.

La cirugía capilar no es otra cosa que el ya conocido trasplante de cabello, que puede efectuarse solamente en esas personas que tienen un área de la cabeza bastante poblada por pelo que se podrá utilizar como donante para el tratamiento.

Aunque seguramente habrás oído hablar de trasplantes de otras personas, lo cierto es que hacerlo de este modo podría causar rechazo o infecciones.

La operación consiste en extraer la zona que se utilizará para donar los folículos pilosos, de la que se separarán los segmentos del cuero cabelludo, los microinjertos y las unidades foliculares.

Los microinjertos son colocados uno por uno en tu cabeza con micro-bisturí, en algunas zonas con mayor densidad que en otras.

Generalmente pueden necesitarse de una a tres sesiones para conseguir resultados (debería bastar con una) con una duración de entre tres y seis horas.

La costra resultante del tratamiento durará un par de semanas y los resultados aparecerán a partir de los tres meses. Desde este preciso momento el cabello vuelve a crecer del mismo modo y al mismo ritmo de siempre… Es cierto que no es inmediato, ¡pero sí que es definitivo!

Cabello, Tratamientos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *