Beneficios de la exfoliación corporal

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Cuando hablamos de belleza y cuidados estéticos, lo más habitual es que nombremos como base de un buen tratamiento la limpieza de cutis, a la que siempre va unida su correspondiente exfoliación. Lo que ya no es tan común, es que tengamos esa misma rutina para cuidar minuciosamente el resto de nuestro cuerpo, y no debemos dejar pasar por alto que la piel, sea de donde sea, necesita siempre una serie de cuidados.

Por ello, es importante que, de vez en cuando, le des un capricho a tu cuerpo y te masajees con productos específicos para la exfoliación corporal y notarás como, poco a poco, tu piel va mejorando. Al exfoliarte eliminas células muertas, que son mucho más visibles en las plantas de los pies, a modo de durezas, pero que también están presentes en el resto del cuerpo, y con ello también te beneficiarás de un tono de piel uniforme, puesto que la radiación solar o la aplicación de autobronceadores conviene realizarla después de una buena exfoliación.

Por otra parte, realizar este tratamiento corporal, también mejora el estado de la piel en cuanto a su textura se refiere, ya que, pequeñas zonas donde se concentran granitos de tamaño reducido o mínimas rugosidades, van desapareciendo y dan lugar a una piel más tersa y lisa. Del mismo modo, la exfoliación debe efectuarse, preferiblemente, con un guante de crin, masajeando la zona a tratar con movimientos circulares.

Este hecho es muy beneficioso para reducir la piel de naranja, así como también te ayuda a mejorar la circulación, lo que es muy bueno para evitar la aparición de concentraciones de grasa nodular en exceso, y su consabida celulitis. Es posible que notes la piel un poco enrojecida los minutos posteriores a la exfoliación, pero es una apariencia normal debida al granulado de la forma y al guante de crin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *