Beneficios de la arcilla blanca para la piel

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


A pesar de ser la menos conocida de las arcillas, la blanca es igual de beneficiosa para la piel que el resto. De hecho, por su estructura es comparable a la arcilla verde, aunque es más rica en aluminio y más pobre en oligoelementos, no contiene fósforo, cloro ni zinc. Fue descubierta en China y entre sus propiedades destaca su poder desintoxicante, antibacteriano y cicatrizante, además de ayudar a regular el pH intestinal. También es exfoliante, nutriente y relajante.

La arcilla blanca suele usarse en formulaciones para cabellos y pieles secas y sensibles debido a su capacidad hidratante. También es excelente como enjuague bucal y como polvos semejantes al talco para los bebés. ¿Quieres saber los beneficios para la piel que tiene la arcilla blanca? A continuación te los contamos.

Limpiar la piel de impurezas

De la misma forma que la verde y la roja, la arcilla blanca sirve para limpiar la piel de impurezas, aunque su poder antibacteriano y cicatrizante la hace más adecuada para las pieles más secas y apagadas. También es astringente, por lo que aporta luminosidad a la piel, y tiene un efecto tensor, ayudando a dejar la piel lisa y suave gracias a la eliminación de las toxinas y de las células muertas de la piel. Además, posee un efecto blanqueador que ayuda a hacer desaparecer pequeñas manchas de la piel.

Pureza

Si estás interesada en hacerte con arcilla blanca, es muy importante que te asegures de que seleccionas una que sea lo más pura posible y que haya sido extraída lo más recientemente posible. Sobre todo, tendrás que tener muy en cuenta que ésta tendrá que haber sido secada de forma natural, ya que las que son introducidas en hornos pierden gran parte de sus propiedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *