Una mirada de infarto con los rizadores de pestañas térmicos
Hace poco os contábamos cómo alargar vuestras pestañas con los rizadores de pestañas tradicionales, y hoy queremos acercaros los mejores recursos de la tecnología para conseguir resultados superiores.

Se trata de los rizadores de pestañas térmicos, la versión más moderna de este utensilio de belleza que utiliza el calor para moldear tus pestañas con resultados más que espectaculares. Sin embargo, encontramos entre ellos dos tipos: los que debemos presionar sobre las pestañas (del mismo modo que los tradicionales) y los que en vez hacernos correr el riesgo de un doloroso pellizco en el párpado con el aplastamiento moldean las pestañas con su cepillo térmico en menos de un minuto.

No te asustes, que con los rizadores térmicos no vas a quemar tus pestañas, ya que por regla general no deberían superar la temperatura de 37 grados del cuerpo humano o son fácilmente regulables.

Si te da un poco de pánico eso de hacerte daño con el sistema de pinza, debes probar los de ‘cepillo‘ para pestañas como el ‘Lash Wand’ de la firma Model Co, que actúa como una plancha térmica moldeadora para alargar las pestañas en menos de un minuto por sólo 24 euros aproximadamente.

La mayoría de los otros rizadores pasan por el sistema tradicional adaptando las propiedades térmicas para un efecto más visible y duradero durante más horas. Con estos modelos debes presionar las pestañas durante unos 10 o 15 segundos varias veces para conseguir el resultado deseado.

Algunos de ellos son el ‘Heated Curler for Lasher’ de Ardell, el rizador térmico de Talika (23 euros) o el de la conocida marca Panasonic (42 euros aproximadamente), entre otros.

Anímate, ¡que es una inversión bastante pequeña teniendo en cuenta que garantizarás una mirada de infarto durante mucho tiempo!