Remedios para las uñas enterradas
Es posible que alguna vez hayas sufrido las uñas enterradas o encarnadas. Para las que lo padezcan o lo hayan padecido, sabrán que es muy molesto e, incluso, doloroso. Si no se tratan, pueden llegar a infectarse poniendo en riesgo la salud. Por suerte, hay algunos remedios naturales que pueden ayudarte a evitar la hinchazón y los dolores de una manera sencilla.

Las uñas enterradas son una molestia bastante común, que sucede cuando una porción de la uña del dedo dobla la piel y se incrusta en el tejido suave, provocando dolor, enrojecimiento e hinchazón. Puede suceder en cualquiera de los dedos, pero lo más habitual es que ocurra en los dedos gordos. Cortarse incorrectamente las uñas, usar zapatos apretados o de tacón alto, una mala higiene del pie, traumas debidos a actividades deportivas o un crecimiento anormal de los dedos de los pies son algunas de las causas.

Remedios para las uñas enterradas
Si sufres de uñas enterradas, uno de los remedios que mejor te irá es remojarte los pies en agua caliente con sal en una palangana durante unos 20 minutos. Si le añades manzanilla, que es desinflamante, y ajo, que tiene propiedades antisépticas, la eficacia será mayor.

También puedes recurrir al aceite de extracto de , que tiene una acción antibiótica natural. Puedes aplicarte unas gotas de esta esencia sobre la uña dolorida y notarás los efectos positivos.

Para evitar esta dolencia, es necesario que cortes las uñas en forma recta y nunca ovalada, dejando los bordes exteriores paralelos a la piel. Además, es recomendable utilizar zapatos amplios que tengan espacio para los dedos, usar sandalias para andar por casa y caminar con cuidado.

De todos modos, si crees que la uña está infectada es imprescindible que acudas a un especialista para que corrobore el estado de la lesión y pueda ayudarte a curarla.