Quitar las uñas de acrílico en casa
Las uñas acrílicas son una de las mejores soluciones para conseguir una manicura perfecta en menos de una hora, motivo por el cual muchas de nosotras no renunciamos a pagar de los 35 a los 70€ que suele costar aplicarlas.

Sin embargo, a la hora de pagar por quitarlas todas nos volvemos un poco más tacañas… Tranquila, porque si pones empeño y te aplicas en la tarea podrás hacerlo tú misma en casa ahorrando tiempo y dinero sin acudir a tu centro de estética.

Lo primero que debes hacer es escoger un lugar bien ventilado y cómodo, pues los olores que se desprenden de la labor pueden resultar muy desagradables y provocar incluso dolores de cabeza si son inhalados.

Por otra parte, es imprescindible también que acerques hasta allí todos los elementos imprescindible con el fin de no tener que dar más vueltas de las necesarias cuando te encuentras en pleno proceso.

Ahora sigue estos pasos:

1. Elimina cualquier esmalte sobre la uña (también la capa transparente) frotando con firmeza pero también con delicadeza con un algodón con un quitaesmalte de acetato.

2. Toma un bol con quitaesmalte de acetato y sumerge tus uñas en él sobre unos 5 o 10 minutos. Si comienzas a notar que se desprenden unos olores un tanto desagradables no te asustes, pues es una reacción normal por la mezcla del producto de las uñas y el acetato.

3. Cuando las uñas se encuentren bastante blandas y pegajosas estarán preparadas para ser retiradas: Tira de cada una de ellas con delicadeza (con un palillo de extremo plano), del borde exterior hasta el centro y sin forzar aquellas que todavía se encuentren demasiado enganchadas.

En este último caso sumerge la uña en cuestión hasta conseguir que se reblandezca y seguir el mismo proceso.

4. Una vez retiradas las uñas postizas elimina cualquier resto del producto con más quitaesmalte sobre tu uña natural.

5. Límalas con una forma bonita y utiliza productos para hidratar y fortalecerlas para que recuperen su aspecto habitual tan pronto como sea posible.

Como consejo final, protege tus frágiles uñas naturales de los productos de limpieza agresivos durante al menos un par de semanas.