Polvos de sol para pieles claras
Cuando hablamos de polvos bronceadores, por lo general damos por hecho que todo el mundo parte de un tono de piel medio que fácilmente puede simular ese efecto bronceado. Pero esto no es siempre así, ya que hay muchas mujeres que tienen la piel bastante clara y es posible que este tipo de productos le dé un resultado bastante artificial, tirando a anaranjado.

Hoy veremos algunos polvos de sol que están indicados para pieles claras, con los que podrás lograr un efecto muy natural y un tono acorde con los meses de primavera y verano. Del mismo modo, veremos cómo utilizarlos, y también otra opción que puede servirte de gran ayuda.

Los productos

La mayoría de los polvos de sol tienen un color tirando a oscuro y contienen pigmentos dorados que dan brillo al cutis. En el caso de las pieles blancas, es preferible utilizar otros con acabado mate y con colores más bajos. El polvo bronceador Délice de Soleil de Bourjois puede ofrecerte ese resultado, ya que está pensado para realzar todos los tipos de piel con un magnífico acabado transparente, gracias a que es un polvo ultra fino.

Polvos de sol para pieles claras
El nº 12 te irá de maravilla. Ojo, no confundas este producto con la famosa tabletita de chocolate, no tiene nada que ver. Otro producto que me gusta mucho es el mismo pero en versión spray. Agitas el bote, lo pones a unos centímetros del rostro y el cuerpo, y dejas que una bruma caiga sobre tu piel para conseguir un tono inmediato y muy natural.

Otra opción

Polvos de sol para pieles claras
Si aún así tu piel es extremadamente clara y no te convence el resultado, lo mejor será que subas un poquito de tono utilizando colorete en vez de polvos de sol. Aplícalo por todo el rostro con la brocha grande y repasa un poco la zona de las mejillas. Verás qué bien te queda. En cualquier caso, recuerda que siempre debes estar previamente hidratada y dejar que tu piel haya absorbido por completo la crema, de lo contrario, el producto se acumulará más en unas zonas que otras y te quedará feo y artificial.