Ondular el cabello de forma natural
Las melenas onduladas son sin duda las más naturales y sexys de todas y, sin embargo, para algunas resulta un auténtico drama tratar de conseguir los amplios y voluminosos rulos que las caracterizan.

Esto ocurre especialmente con las melenas más lisas y con cabellos más finos, que necesitan de mucho tiempo, esfuerzo y a menudo una buena plancha para conseguirlo.

No obstante, no cabe decir que el uso excesivo de los aparatos de calor no conviene a tu cabello y que precisamente por eso debes comenzar a buscar alternativas saludables para ondular tu cabello de forma natural.

Los rulos son una excelente posibilidad de la que ya te habíamos hablado en alguna ocasión. Con el cabello todavía algo húmedo debes comenzar a dividir secciones e ir enrollando sobre la marcha estos prácticos rulitos sobre cada mechón del cabello (existen distintos tipos de sujeción) dejándolos actuar hasta que el pelo se seque por sí solo. Luego solamente tendrás que sacarlos y dar un poco de volumen con la ayuda de tus dedos.

Ondular el cabello de forma natural
Otra técnica todavía más fácil y rápida es la de las trenzas: Tras lavar el cabello deja que se seque unos minutos al natural pero manteniendo la humedad, aplica sobre él un poco de espuma rizadora y haz un par de trenzas dividiendo el pelo en dos grandes zonas mediante una raya central. Deja que tu cabello se seque de forma natural durante el día o por la noche y una vez desaparezca la humedad de él deshazlas: ¡Tu melena se mantendrá ondulada durante varios días!

También hay disponibles en el mercado una especie de cilindros de goma espuma que se colocan como las dos propuestas anteriores, enrollándolos con el pelo húmedo y un poco de espuma y manteniéndolos estables hasta que el cabello se seque de forma natural. Quítalos con delicadeza y aplica un poco de laca para que se mantengan durante más tiempo.