Mascarillas caseras para reafirmar el rostro
La mayoría de mujeres vivimos sin tener en cuenta aquellos buenos hábitos que con muy poco esfuerzo nos ayudarán a mantener un rostro joven y terso durante más tiempo… Hasta que un buen día nos miramos al espejo y vemos que la falta de cuidados, nuestra irregular dieta y hasta el paso de los años están provocando que nuestro rostro comience a mostrar algunos síntomas del envejecimiento más allá de las arrugas: la flacidez facial.

El primer recurso son las cremas cosméticas y los tratamientos estéticos no intrusivos, pero, ¿qué te parecería utilizar métodos más naturales? A continuación te dejamos algunas mascarillas caseras que pueden ayudarte a combatirla con ingredientes naturales y con una inversión mínima de dinero, ¡no te las pierdas!

- Mascarilla de chocolate: Consiste en mezclar una cucharada de miel y una de chocolate en polvo añadiendo unas gotitas de leche para hacerla más fácil de aplicar. Bate los ingredientes hasta conseguir una mezcla cremosa y aplica sobre el rostro dejando actuar unos 20 minutos para luego enjuagar con agua templada o fría

- Avena y yogur: Mezlca en un bol un par de cucharadas de avena con un poco de yogurt y remueve hasta conseguir una crema. Aplícala sobre el rostro, déjala actuar algo menos de media hora y aclara después con abundante agua.

- Miel y huevo: Pon una cucharada de miel en un recipiente y ve añadiéndole clara de huevo hasta conseguir una especie de crema homogénea. Espárcela sobre tu cara manteniéndola durante unos 20-30 minutos y enjuaga.

¿Un consejo? Tras eliminar de tu rostro cualquier resto de estas cremas no olvides finalizar el tratamiento aplicando una crema nutritiva reafirmante y antiedad específica para tu tipo de piel.