Maquillaje de ojos estilo arcoíris
Los colores flúor se han convertido sin duda en el gran éxito del verano, y es que más allá de la ropa que encontramos en las tiendas las más atrevidas también aprovechan para lucir un maquillaje divertido y llamativo gracias a estos colores.

En alguna ocasión te hemos animado a apuntarte a la tendencia haciéndote con alguna de estas sombras, y hoy nos gustaría que fueras un poco más allá dando una oportunidad al estilo arcoíris para tu mirada.

Se trata de maquillar tus ojos en un estilo multicolor, utilizando no un par o tres de sombras sino una paleta de cinco o más tonos.

Para hacerlo lo mejor es que definas qué colores querrás antes de ponerte con la labor: Escoge un par de tonos más claritos para la base del ojo (es un maquillaje llamativo, ¡pero con estilo!), y tres o cuatro tonos variados.

Maquillaje de ojos estilo arcoíris
Aunque si te gustan los estilos más armónicos puedes apostar por realizar todo en la misma gama de fríos o bien de cálidos, en este caso tienes todo tipo de licencias para combinarlos entre ellos como más te guste.

Aún así, para que tomes un poco la idea de cómo realizar este maquillaje desde aquí te hacemos la explicación con los siguientes tonos: Sombras color amarillo, naranja, rojo, fucsia, morado, azul, verde.

Sigue estos pasos:

1. Aunque no es estrictamente necesario, hay quienes prefieren asentar una base de color sobre todo el párpado, para lo que sería conveniente un tono muy natural como el blanco roto, el crema o un similar.

2. Hasta nueva orden deberás trabajar solamente sobre el párpado móvil: Comienza por aplicar la sombra amarillo limón en la zona de lagrimal para dar luz a la mirada y abrirla al exterior.

3. En el mismo móvil y a continuación de la amarilla aplica, como si de distintas franjas ligeramente indefinidas se tratase, otra de color naranja seguida por un tono rojizo y un fucsia en el extremo exterior del ojo.

4. Utiliza el tono morado para cerrar esta zona del maquillaje, enmarcando el resto de colores haciendo de borde que divide la línea del globo del ojo entre párpado fijo y móvil.

5. En la zona de las pestañas inferiores también deberíamos aportar un toque de color. Aunque de nuevo repetimos que
cada una puede hacerlo a su manera, desde Maquilladas te recomendamos aplicar los tonos más claritos (como el amarillo, por ejemplo) para la zona del interior del ojo más cercana al lagrimal y una más oscura hacia la zona exterior (azul), lo que le dará una longitud visual extra.

6. Remata la mirada con una buena capa de máscara de pestañas que aporte volumen y grosor a las mismas.

Recuerda, no obstante, que en la imaginación y la creatividad está la clave y que cada cual puede adaptarlo tanto como quiera a sus gustos y su estilo aplicando distintas combinaciones así como colores de muy distintas intensidades.