Guapa más allá de los 50
El paso de los años hace que el rostro de la mujer vaya perdiendo algunas de sus grandes cualidades como la tersura o esa luz natural y ganando otras menos favorables como esas temidas arrugas que tantísimo intentamos evitar.

Sin embargo, hacerse mayor no significa ni muchísimo menos tener que olvidarse de los rituales de belleza habituales, y es que es precisamente a estas edades cuando más tenemos que hacer por mejorar el aspecto.

Toma nota de algunos de estos consejos para restar años a tu apariencia y estar tan espectacular como siempre:

1. Mantén tu piel perfectamente cuidada, es la base sobre la que se sustenta la apariencia de tu rostro. Además de la hidratación y los productos anti-envejecimiento diarios, antes de maquillar el rostro debes lavar la cara con agua y jabón y aplicar un tónico astringente para cerrar los poros.

2. Sé discreta con el uso de los cosméticos, pues los looks recargados te harán parecer artificial y más mayor.

3. Escoge productos adaptados a las características de tu piel teniendo especialmente en cuenta tu edad: Utiliza bases capaces de ocultar algunos de esos defectillos comunes de la edad como son las de texturas poco aceitosas y mate con algún tono inferior al de tu piel.

4. Corrige e ilumina: La clave de tu maquillaje está en el juego entre los correctores y los iluminadores, y es que mientras los primeros contribuyen a disimular las imperfecciones del rostro los segundos servirán para destacar e iluminar aquellas zonas del rostro que más te interesen.

5. Utiliza tonos no demasiado llamativos para conseguir un look natural y maduro. En este sentido, tu paleta de colores para los ojos deberá ir en la línea de los tonos suaves (destacados delicadamente con algunos más oscuros), tus coloretes en tonos rosados o amelocotonados y tus labios en tonos marrones bastante discretos con un poco de brillo.